El champú sólido natural para un cabello sano.

Nuestro CHAMPÚ SÓLIDO natural con tensioactivos derivados del coco, plantas, arcillas y principios activos es ❤. En este post os explicamos cómo llegamos a formular nuestro champú sólido natural y las características que hacen de él una opción saludable y óptima para el cuidado de nuestro cabello y nuestra salud.

Cuando nos decidimos hacer champú sólido natural fue todo un desafío: el cabello es una parte muy importante para todas las personas, no importa edad, género o sexo. Ya sabéis que en Sapone di Valeria partimos de los mejores componentes y nos informamos de las propiedades de los ingredientes, los mejores métodos, las combinaciones y un sinfín de cosas más. Elaborar un champú sólido que fuera natural era una necesidad y ¡al final lo conseguimos!: un champú sólido con ingredientes de origen natural y un pH respetuosos con el cuero cabelludo y el cabello.

Valeria siempre ha tenido un cabello delicado, y más que el pelo, su cuero cabelludo. ¿Quién no se ha enfrentado al picor o quemazón, una dermatitis o la caspa?. ¿Quién no se ha encontrado con el cabello opaco, apagado, crespado o quebradizo?. Por ello, dar con un buen champú sólido natural era una necesidad. Más aún, si queríamos poder prescindir de tantos productos comerciales con aditivos sintéticos, siliconas y parabenos.

La importancia del pH en el champú.

Un champú sólido, aunque sea natural no deja de ser un jabón y resulta que el jabón con el pelo no se lleva demasiado bien. ¡Ni siquiera con el agua pura!. Todo es por el pH (potencial de Hidrógeno). El pH de la piel y el cabello es ácido mientras que el del jabón es muy alcalino. El problema común de los champús comerciales es que su pH tiende a ser extremadamente alcalino debido al jabón, con niveles alrededor de 9-11.

El pH de nuestra piel está generalmente entre 4.5 y 5.5. El del cuero cabelludo, al ser una extensión de la piel, es completamente igual, siendo muy sensible a la variación de pH de los productos aplicados en su superficie. Por eso es muy importante en la formulación de un champú sólido natural que el pH se ajuste lo más posible a ese rango.

ph productos tratamientos cabellos
El pH de diferentes productos y tratamientos del cabello.

Inconvenientes de un mal champú.

Un champú sólido con un pH alcalino incrementa la carga eléctrica natural negativa de la superficie de la fibra capilar y, por lo tanto, aumenta la fricción. Por eso, un champú muy agresivo puede provocar daños en la cutícula y la posterior rotura del cabello. Por contra, un pH más bajo causa menos encrespamiento y genera menos electricidad estática negativa en la superficie del pelo.

Además, la cutícula (la parte externa del cabello) se compone de escamas superpuestas, como las tejas de un tejado. Los champús alcalinos hacen que estas escamas de la cutícula se abran, exponiendo el interior del tallo del pelo, llamado corteza. El agua pura es lo suficientemente alcalina como para abrir la cutícula del cabello. Si le añadimos un champú alcalino, sea líquido, sólido, industrial o natural, hará que la cutícula se abra aún más. Por lo que es necesario un producto ligeramente ácido para cerrar la cutícula del cabello y devolverlo a su estado normal.

Por tanto, sería natural pensar que un champú sólido con un pH ácido pueda ayudar a prevenir este tipo de daño en el cabello y es así de cierto. Al mantener la cutícula cerrada, el cabello permanecerá flexible gracias a la humedad retenida en su interior. Pero si esa humedad escapa, el cabello se resecará, se verá opaco y tenderá a desarrollar puntas abiertas.

pH productos cutícula cabello
El pH de los productos capilares es importante para la salud de la cutícula.

Un champú sólido que respete nuestro cabello de forma natural.

La fórmula base para elaborar un champú sólido natural es: una parte mayoritaria de tensioactivos, una de agua (también puede ser una infusión o hidrolato) y una porción más pequeña de aceites.

Aunque un champú sólido sea parecido a una pastilla de jabón natural para la piel, no es lo mismo. Un jabón bien formulado y curado durante el tiempo suficiente tiene alrededor de un 8 de pH. Eso supone una alcalinidad muy superior a la del cabello. Ya te hemos comentado que al contacto con sustancias alcalinas, la cutícula del cabello se abre y el pelo se vuelve opaco, poroso, encrespado y quebradizo. ¡Si además le añades sulfatos agresivos imagínate!. Por eso es tan necesario un champú sólido que esté bien formulado y que su pH y componentes respeten nuestro cabello de forma natural.

Solamente el 38% de los champús de marcas populares (contra el 75% de los champús para salones de peluquería) presentan un pH de 5.5. Por ejemplo, los champús pediátricos tienen un pH de 7.0 debido al concepto «sin lágrimas». Otro estudio llevado a cabo en 2014 y publicado en el International Journal of Trichology analizó 123 de los champús comerciales más populares. Encontró que el 65,62% tenían un pH de 6 o más.

Champú sólido cabello seco o fino
Nuestro champú sólido respeta tu cuero cabelludo y cuida la fibra capilar.

Curiosidad:

El cuero cabelludo produce grasa que ayuda a mantener el cabello brillante y protegido. Este aceite o grasa tiene un pH ácido y los champús contienen detergentes que se unen con el aceite y lo eliminan en cada lavado. Un champú demasiado alcalino, eliminará demasiados aceites naturales del cabello. De ahí, la sobreproducción de grasa para compensarlo, que ensucia más rápido el cabello. Un champú con pH en torno al 5.5 ayuda a que el cabello luzca limpio por más tiempo.

¿Cómo formulamos nuestro champú sólido natural?.

Nuestro champú sólido natural se elabora con tensioactivos de origen vegetal derivados del coco. Se trata de tensioactivos suaves muy bien tolerados por la piel y ampliamente aceptados en cosmética natural y ecológica. Los que utilizamos son el Sodium Cocoyl Isethionate (SCI), el Sodium Cocoyl Sulfate (SCS) y el Decyl Glucoside.

No los confundas con el Sodium Lauryl Sulfate (SLS) pues no es nada recomendable. Por lo tanto, ya ves que los tensioactivos de nuestro champú sólido son de origen natural y no tienen nada que ver con los tensioactivos sintéticos que utiliza la industria para la fabricación de detergentes, lavavajillas, champús y geles comerciales derivados del petróleo. El SLS al igual que las parafinas, siliconas y parabenos, son irritantes y poco amigables con nuestra salud, nuestro cabello y el medioambiente.

En nuestro champú sólido natural incorporamos una buena cantidad de hierbas y flores como la Ortiga Verde o la Rosa de Damasco. Arcillas como el Caolín o el Gasshoul y principios activos muy beneficiosos para el cabello como el Pantenol (la famosa provitamina B5), la Inulina o la Glicerina.

También añadimos una serie de plantas a nuestro champú solido poco conocidas en occidente pero de larga tradición en la medicina tradicional Ayurveda. Algunas de ellas son por ejemplo: el Amla, el Índigo, el Neem o el Shikakai. Estas plantas en polvo se incorporan directamente al champú sólido en el proceso de elaboración y son una potente herramienta natural para mantener la salud y la belleza del cabello.

¿Necesitas más razones para pasarte al champú sólido?.

El champú sólido natural tiene muchas ventajas. Es un producto concentrado que no necesita ser envasado ni conservado. Dura más porque no lleva agua. No se emplean derivados del petroleo y su huella ecológica es mínima. También, ocupa poco espacio y, por tanto, es práctico y cómodo para llevarlo de viaje. Además, es un producto que cunde mucho. Con una pastilla de champú sólido natural tendrás para muchos más lavados que con uno en formato líquido convencional.

Si decides probar nuestro champú sólido no te arrepentirás. Puede que al principio, notes en el pelo una sensación como de aspereza. Es normal, tu pelo está impregnado de las siliconas que incorporan los champús comerciales y necesita un período de adaptación. Después de unos cuantos lavados, todos los residuos químicos se habrán eliminado completamente y la fibra capilar recuperará su suavidad y brillo natural.

Un último «truqui» natural para tu cabello, ¡aparte de usar nuestro champú sólido!.

Para contrarrestar los efectos que la alcalinidad del agua o el champú tradicional producen en el cabello ¡apunta!. Te aconsejamos que utilices el vinagre de manzana o el zumo de limón al final del lavado. Lucirás un pelo más brillante y suave.

limón cabello brillante ph acido
El limón o el vinagre cierran la cutícula volviendo el pelo más brillante y suave.

En el momento del aclarado, utiliza uno de estos dos ingredientes. Al ser muy ácidos, cerrarán la cutícula y conseguirás que el pelo brille y quede más manejable. Pero tampoco lo hagas todos los días, por muy natural que sea. ¡Todo es malo en abuso!.

Si por el contrario no ves claro hacer de tu cabello una ensalada, también puedes usar nuestro acondicionador sólido después de usar el champú todas las veces que quieras porque nutre e hidrata dejando el pelo suave, brillante y fácil de peinar.

¿Te ha sido útil esta información?. ¿Has probado alguna vez un champú sólido natural?. ¡Esperemos que pruebes algunos de nuestros champús sólidos y nos lo comentes!.
cosmética natural opiniones

Si quieres saber más ventajas del champú sólido tienes otro artículo titulado: ‘Champú sólido y natural ¿te atreves?‘.

Consulta este post:Champú sólido sin siliconas. ¿Qué son?‘, para saber que son las siliconas y qué hacen en tu cabello.

Lee nuestro artículo: `El champú sólido sin sulfatos tóxicos´ para informarte sobre los sulfatos como el SLS y sus consecuencias.

Más información del pH del cabello aquí.

2 comentarios en «El champú sólido natural para un cabello sano.»

Deja un comentario

Pronto te avisaremos Te informaremos cuando el producto esté en stock. Simplemente deja la dirección de correo electrónico donde quieres que te avisemos.
Email Quantity No te preocupes. No compartiremos tu e-mail con nadie más