El champú sólido sin sulfatos tóxicos.

Te descubrimos el mejor champú sólido como solución definitiva para recuperar el brillo y la salud de tu cabello sin sulfatos tóxicos ni siliconas. ¿Has comprado un champú nuevo y has estado feliz el primer mes?. Compras otro y otro y parece que no aciertas nunca ¿Cierto?. Sigue leyendo y descubre la causa. 👇

A mí me pasaba. Me compraba un champú y estaba contento las primeras semanas. Encontraba mi cabello suelto y brillante. Me parecía que ya lo tenía, pero no. De repente lo volvía a notar apelmazado, apagado y lacio. Entonces, compraba otra marca y me pasaba lo mismo otra vez. No sabía si me faltaban vitaminas, si era por tener el pelo graso, por el agua o si el pelo se me estaba volviendo fino con la edad.

En cambio, Valeria tenía problemas con el cuero cabelludo. Se enfrentaba a picores y quemazón después de lavarse el cabello. Apareció la caspa y le diagnosticaron dermatitis seborreica. Su piel estaba sensible y su pelo más débil y quebradizo. ¿Qué nos estaba pasando?.

¿Por qué no encontrábamos un champú definitivo?.

Pues porque como a mucha otra gente, no estábamos cuidando bien nuestro cabello y por tanto, nuestra salud. Resulta que, pese a lo que muchos digan, vimos que existen infinidad de champús con sulfatos agresivos que dañan el cabello y siliconas que nos engañan porque nos dan una falsa imagen de brillo y salud.

Desde entonces, todo fue mejor cuando empezamos a formular nuestros propios champús sólidos sin sulfatos agresivos para cuidar nuestro cabello.

En este artículo te explicamos qué sulfatos debes evitar para recuperar el brillo y la fuerza natural de tu pelo.

Cuero cabelludo cabello champú sin sulfatos
Puntas abiertas, cabello apelmazado, piel con picores y tirantez… son síntomas que algo no funciona bien.

¿Todos los sulfatos son malos?.

En muchos productos el ingrediente principal es el sulfato. Es un agente desengrasante y espumante que, según el tipo, puede ser altamente irritante. Se utiliza tanto en jabones como en pastas de dientes, en el detergente de la ropa o en el de lavar los platos.

En Sapone di Valeria creamos cosmética natural y ecológica y queremos que sepas qué sustancias componen los productos de higiene y belleza. Pero también nos gusta desmentir bulos o falsas creencias.

Muchas veces, según el sulfato que contenga tu champú, es como si lavaras tu cabeza a diario con lavavajillas.

Sulfatos tóxicos VS tensioactivos naturales.

Como decíamos, un champú no deja de ser un detergente. Es decir, sirve para encapsular y retirar la grasa, suciedad y contaminación depositada en nuestra cabeza. Sin sulfatos eso no se consigue ¡porque con agua sola, no se limpia!.

Así que, no todos los sulfatos son malos. Simplemente debemos asegurarnos qué champús sólidos y qué sulfatos son los más beneficiosos y saludables tanto para nosotros como para el planeta.

Los sulfatos derivados del petróleo.

¿Por qué hay champús con sulfatos tan agresivos?. Los tensioactivos sintéticos son mucho más baratos y por eso son omnipresentes. Pero con un uso frecuente, pueden dañar tu cabello e irritar el cuero cabelludo. El más habitual de ellos es el SLS (Sodium Lauryl Sulfate) y no está exento de controversia.

En nuestro champú sólido puedes confiar porque está formulado sin estos sulfatos agresivos:

  • Ammonium lauryl sulfate
  • Ethyl PEG-15 cocamine sulfate
  • Monoethanolamine lauryl sulfate
  • N-lauroilsarcosine Sodium
  • Sodium Laureth Sulfate, Sodium Lauryl Sulfate, Sodium C14-C16 Olefin Sulfonate, Sodium Dodecyl Sulfate…

En el artículo: ‘Pasta de dientes sólida. ¡No lo dudes!‘, te hablamos de los peligros del Sodium Lauryl Sulfate.

Los sulfatos de sustancias naturales.

Existen tensioactivos de origen natural y vegetal a partir del coco, la glucosa, el maíz o la palma. Son respetuosos con la salud y el medioambiente y están permitidos en cosmética natural por ECO-CERT y BDIH. En nuestro champú sólido sin sulfatos tóxicos, encontrarás tensioactivos como el SCI (Sodium Cocoyl Isethionate) y el SCS (Sodium Cocoyl Sulfate). ¡También tenemos el champú de avena y lavanda o el de Índigo, que contiene SCI y Decyl Glucoside, mucho más suave aún!.

Todos derivan del coco, limpian suavemente y no sensibilizan la piel ni dañan la fibra capilar. Otros tensioactivos saludables son:

  • Babassuamidopropyl Betaine
  • Cocamidopropyl Betaine, Coco Glucoside, Coco Sodium Sulfate
  • Decyl Glucoside
  • Lauryl Glucoside
  • Sodium Lauroyl Sarcosinate, Sodium Lauryl Sulfoacetate …
champú sólido sin sulfatos agresivos para el cabello
Champú sólido 100% natural con tensioactivos derivados del coco, sin sulfatos agresivos ni siliconas.

Consecuencias de no usar champú sólido sin sulfatos agresivos.

Muchos de los champús comerciales y convencionales llevan sulfatos sintéticos corrosivos. Además, estos champús al ser en formato líquido, contienen aceites minerales, alcohol, ftalatos, parabenos y otros derivados del petróleo como parafinas o siliconas.

Mientras no cambies a un champú sólido natural sin sulfatos agresivos, puedes encontrarte con:

  • Cuero cabelludo irritado. Al ser detergente agresivos, producen sequedad en la piel y, por ende, picor, quemazón, eccema y caspa.
  • Cambios en el tono. Al ser químicos dañan la fibra capilar y su aspecto. El color del cabello se pierde progresivamente, sea teñido o natural.
  • Potencia la absorción de toxinas. Con el uso continuado de sulfatos agresivos, el cuero cabelludo se debilita. También es más propenso a absorber toxinas de la atmósfera como la contaminación de las grandes urbes.
  • Debilitamiento capilar. La fibra capilar se debilita de tal modo que el cabello se vuelve más fino y quebradizo. Al secarlo o peinarlo se rompe más fácilmente y puedes notar menos densidad.
  • Caída del cabello. Aunque existen muchos factores. El uso de un mal champú puede hacer que los folículos pilosos se vean atacados y se deteriore el crecimiento del cabello. Junto con los otros efectos citados, aumenta la caída del cabello y, en el caso de los hombres, puede ocurrir la pérdida prematura del cabello.

Por eso, un champú sólido es la mejor alternativa posible, porque está formulado sin sulfatos tóxicos y sin otros componentes igual de desastrosos para tu salud.

Desintoxícate con un buen champú sólido.

En primer lugar, necesitas un buen champú sólido sin sulfatos corrosivos ni otras sustancias dañinas. A continuación, para revertir los efectos de los sulfatos sintéticos necesitarás tiempo.

Con solo estos dos pasos y gracias a los efectos del uso continuado de un champú sólido sin SLS comprobarás que:

  • Estimularás de nuevo los folículos pilosos. Porque sus ingredientes vegetales respetan el pH de la piel. Y con un suave masaje en el lavado aumentan el riego sanguíneo.
  • Tu cuero cabelludo no se verá tan dañado. Al no resecar, dile adiós a la quemazón, a los picores y disminuirá la caspa.
  • Regula el sebo. Verás como el cabello se ensucia menos y, sin tanto exceso de grasa. ¡Más tiempo limpio!.
  • Brillo y fuerza. Con la piel y la fibra capilar sanas, recuperarás la textura y el brillo original del cabello.
  • Nueva sensación. Si tu pelo no tiene tanto castigo, notarás una nueva textura que seguro llevabas mucho tiempo sin notar. ¡Acostúmbrate!.
champú sólido sin sulfatos sin siliconas lista
El champú sólido de Sapone di Valeria, sin sulfatos agresivos, ofrece una nueva vida a tu cabello.

Consejos sobre el champú sólido sin sulfatos:

Podríamos darte muchos consejos sobre el champú sólido, pero entre los primordiales, apúntate los siguientes:

  • Asegúrate de leer bien las etiquetas y envases antes de comprar un nuevo champú. No hace falta que sea un champú sólido sin sulfatos agresivos de Sapone di Valeria, pero asegúrate que no te dan gato por liebre. ¡Cuántos champús sólidos habremos visto anunciados como ‘libres de’ o ‘sin’ y no es verdad!.
  • Dale una oportunidad. A veces, es necesario acostumbrarse al nuevo formato. Un champú sólido sin sulfatos sintéticos no hace quizás tanta espuma como uno convencional, pero eso no quiere decir que no limpie.
  • Durante el proceso de deshabituación de siliconas y otros compuestos sintéticos, es posible que, al utilizar tu champú sólido sin sulfatos agresivos, puedas notar el cabello más áspero y encrespado. Ten un poco de paciencia para que el cabello se desprenda de esas sustancias y se acostumbre.
  • Puedes combinarlo con otros productos. Utiliza un acondicionador sólido que aporta nutrición, suavidad y brillo.
  • Cuida bien tu champú sólido para que dure y te cunda mucho más. Para ello, déjalo alejado del agua y en algún sitio donde se seque entre uso y uso. Lee más sobre cómo usar y conservar tu champú sólido.

Con nuestros champús sólidos sin sulfatos tóxicos conseguirás darle una nueva vida a tu cabello.

Al no contener componentes agresivos y estar formulados sin derivados del petróleo ni siliconas, con algo de tiempo, volverás a recuperar la belleza natural de tu pelo.

¡Y además reducirás envases de plástico!.

Esperamos que disfrutes y aprendas con nosotros. Siéntete libre de compartirlos si crees que puedes ayudar a más personas a llevar una vida más saludable y ¡a lucir pelazo!.

Si te interesa la salud integral de tu cabello, tenemos muchos más artículos que puedes leer en nuestro blog:

Aprende sobre ‘Los tintes de cabello naturales vegetales‘. También es interesante la relación entre ‘Tintes de cabello y cáncer. ¿Son tóxicos?‘.

Además de información más detallada sobre cómo usar el acondicionador en ‘Acondicionador sólido natural y sus claves‘.

O cómo afectan los sulfatos al pH del pelo en ‘Nuestro champú sólido natural. Cabello sano‘.

2 comentarios en «El champú sólido sin sulfatos tóxicos.»

  1. No me ha quedado claro si el «sodium lauryl sulfoacetate» es un sulfato malo o bueno, porque está en las dos listas.
    Ayuda, porfa.

    Responder
    • Hola Conchi.
      Tienes razón y por eso, agradecemos tu atenta lectura en nuestro artículo sobre el champú sólido y los sulfatos. ¡Ya está arreglado y el Sodium Lauryl Sulfoacetate está… ¡En la lista de los buenos!.
      El Sodium Lauryl Sulfoacetate (SLSA) no se debe confundir con Sodium Laureth Sulfate o Sodium Lauryl Sulfate (SLES y SLS) que son tensioactivos de molécula pequeña y causan mayor irritación.
      Por el contrario, el Sodium Lauryl Sulfoacetate es de mólecula grande, por lo que no traspasa la piel. Este tensioactivo, como otros de origen natural, se produce a partir del aceite de coco y es biodegradable. Además de ser suave, es muy bien tolerado por la piel y hace abundante espuma. ¡Esperamos haberte sido de ayuda!.

      Responder

Deja un comentario

Pronto te avisaremos Te informaremos cuando el producto esté en stock. Simplemente deja la dirección de correo electrónico donde quieres que te avisemos.
Email Quantity No te preocupes. No compartiremos tu e-mail con nadie más